Las 15 comidas más raras del mundo, segunda parte

Las 15 comidas más raras del mundo, segunda parte 1

Continuaremos viendo cuáles son las comidas más extrañas del mundo con las que nos podemos encontrar en diversos rincones del mundo.

Pez Globo, Japón

Se lo conoce como “fugu” y es un plato tan exótico como peligroso, ya que estos peces tienen un veneno llamado tetrodotoxina, sumamente letal y sin antídoto conocido. Está en la pericia del chef eliminar adecuadamente las glándulas venenosas, pues un error puede ser fatal para el comensal.

Cobaya, Perú

La amorosa mascota que muchas personas tienen en sus casas, es en Perú un plato de bajo colesterol y alto contenido de proteína, reconocerás la especialidad si ves que dice “cuy” en el menú.

Caballitos de mar, estrellas de mar y escorpiones en brochette, China

En los chiringuitos playeros es habitual comer mariscos en brochette, es decir, clavados en un palo y asados. En China, esta preparación es muy popular, solo que la especialidad abarca a los tiernos caballitos de mar y las maravillosas estrellas, pero también a los intimidantes escorpiones.

Feto de pato en su huevo (balut), Filipinas

Esta especialidad es similar a los huevos cocidos que comemos en occidente, sólo que en su interior está el feto de un pato de 18 días, con sus plumas, pico y huesos.

Lagarto seco, Hong Kong

Los lagartos secos son un snack callejero muy popular en esta gran ciudad, y se comen también en sopas, o se los macera en alcohol para utilizarlos en la cura para los resfriados, para ayudar a perder peso o recuperar la energía.

Pulpo vivo, Corea del Sur

En Corea del Sur se sirve Sannakji, que consiste en el pulpo vivo en un plato con semillas y aceite de sésamo. El comensal debe tener precaución puesto que los tentáculos se pueden pegar al paladar o cuello y ahogarse.

Ojos gigantes de atún, Japón

En Japón es habitual comer los ojos del atún, un bocadillo con mucha grasa y músculos no apto para estómagos delicados, que es sin embargo muy popular en tierras niponas.

Vino de ratón, China

Esta bebida china consiste en un vino similar al tradicional, con la diferencia que en ella se han ahogado y fermentado durante un año unos ratones. El sabor es muy feo, pero los chinos están convencidos que es un buen tónico para curar problemas de hígado, piel y el asma.

Vía: Skyscanner

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

Blogger en BitaBlog desde el año 2008
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios