ABBA ya tiene su propio museo en Estocolmo


Surgieron en Estocolmo en 1972, alcanzaron la fama mundial tras triunfar en el famoso festival de Eurovisión en 1974. Son los ABBA y más allá de los años que hace que ya no se presentan juntos como agrupación artística, son un grupo de culto, y vaya que lo son pues aún tienen una buena cantidad de fervientes fanáticos de todo el mundo, que colmarán el museo propio que ya tienen en la capital de Suecia.

Estará ubicado en la isla de Djurgården, cerca del casco antiguo de Estocolmo. Y a pesar de que han pasado tres décadas desde la separación de ABBA, todo está allí reunido como si su última actuación hubiera sido ayer.

Todo se ha reunido para deleite de los fanáticos: desde instrumentos musicales a bandejas de mezcla de las grabaciones en estudio, pasando por prendas utilizadas por la agrupación en sus particulares vestuarios, artículos de merchandising, hasta juegos digitales que permiten recrear esa vestimenta y cantar con ellos en un escenario. Tu actuación como el “quinto Abba”, aparecerá en la página de inicio del museo.

Otros curiosos objetos expuestos incluyen el helicóptero que aparece en la portada de su álbum “Arrival”, y una guitarra con forma de estrella, como algunas memorables piezas de vestuario que marcaron toda una época, como enormes pantalones de campana bordados con lentejuelas, unas enormes botas de plataforma y sombreros extravagantes. Si te gusta esta ropa, podrás probártela digitalmente y ver cómo te queda.

El museo acoge otra novedad, la de poder hablar telefónicamente con alguno de los miembros del cuarteto éxito de los 70’, recordado por algunos de sus éxitos como Mamma Mía, Dancing Queen y otros. Existe además una réplica de una cabaña donde solían reunirse a componer.

Björn Ulvaeus, uno de los ex integrantes de ABBA, se involucró en el proyecto y logró darle impulso, reconociendo que no es lo habitual pues “suelen hacerse museos de personas muertas”. Sin embargo, y aunque reconoce que es algo narcisista, pero que prefirió involucrarse para asegurarse de que se haría de la mejor manera posible, y que resultó muy divertido contar esta historia de nuevo.

El museo de ABBA en Estocolmo ha incluido además una sección con las memorias de los músicos, y también otra que está dedicada a la separación de la agrupación y a la historia de sus divorcios. Recordemos que este cuarteto terminó en dos matrimonios: el de Benny Andersson con Anni-Frid «Frida» Lyngstad, y el de Björn Ulvaeus con Agnetha Fältskog. ABBA responde, precisamente, a las iniciales del primer nombre de cada uno de ellos. Ambos matrimonios terminaron en divorcio, precipitando el fin de ABBA.

Se ha incluido una sección que habla de estos matrimonios y posteriores divorcios, pues se pensó que “son importantes para contar la historia”, como explicó Ulveaus.

Así que si te gusta ABBA, si has bailado con sus canciones, podrás revivir esta época en Estocolmo.

Vía: Clarín

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

Blogger en BitaBlog desde el año 2008
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios