Quizás los safaris han llegado demasiado lejos

Quizás los safaris han llegado demasiado lejos

Durante las semanas pasadas, un león se escapó de un parque en Sudáfrica, se soltaron animales de un zoológico en Tbilisi, Georgia y hubo un ataque fatal de un león a un norteamericano en un parque en Sudráfrica.

También ha habido otro tipo de incidentes varios con búfalos, alces y osos, dentro de los Estados Unidos.

Entonces, la pregunta es: ¿quién tiene la culpa? ¿las compañías de safaris, los operadores de os parques, las agencias de gobierno que hacen que la vida salvaje sea tan accesible a los civiles que no están familiarizados con los peligros? ¿o la culpa la tienen los turistas que ignoran los signos de peligro, se arriesgan y dejan de lado el sentido común para hacer cosas idiotas como posar para una selfie frente a un elefante enfurecido?

Con un acceso incrementado a algunos de los destinos más remotos y salvajes, las personas se están acercando cada vez más a la vida salvaje en niveles nunca antes visto, en viajes cada vez más exóticos y más experimentales, pero también quizás más peligrosos.

Si reservas un safari te entregarán una serie de páginas de letra pequeña con advertencias y descargos acerca de tu viaje. Muchas personas firman sin prestar nada de atención, pero quizás los operadores de turismo deberían reforzar las regulaciones de seguridad.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carolina Alonso

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios