Algunas de las comidas más extrañas del mundo, cuarta parte

Algunas de las comidas más extrañas del mundo, cuarta parte

Veremos la parte final de esta serie, en la que hemos aprendido a reconocer algunas de las recetas más raras del mundo, con los ingredientes más inverosímiles, este post está dedicado a algunas de las comidas más extrañas del mundo.

De esta manera, sólo los estómagos más fuertes pueden resistir la prueba de algunos de estos alimentos tan peculiares, que en el día de hoy incluyen desde ojos de atún a huevos crudos de varios meses, a langostas – de los insectos, no las delicias del mar.

Ojos de Atún, Japón

En Japón, ninguna parte del atún se desperdicia, ni siquiera los ojos que se venden en supermercados como bocadillos. Se los come hervidos o fritos, condimentados con ajo o salsa de soja. Dicen que sabe ligeramente a calamar.

Pídàn, China

Llamado también “huevo centenario”, “huevo preservado”, “huevo de los cien años o de los mil años”, se hace a partir de huevos de pato, codorniz o gallina. Se los recubre con barro, cenizas y sal estando crudos, y se los deja así por varios meses, aunque hay diversas modalidades de preparación.

Una vez transcurrido este tiempo, se lo abre para descubrir una yema de color negruzco o verde oscuro, con un aroma y sabor a azufre muy fuertes. La clara se vuelve color ámbar oscuro. Su consistencia es cremosa.

Salo, Ucrania

Se trata de tiras de grasa de cerdo pura, ahumada y curada durante un año en un ambiente oscuro y frío. El salo puede tomarse crudo y también cocinarse, freírse o picarse fino con ajo como condimento para el borscht (sopa de remolacha).

Pastel de Stargazy, Inglaterra

En la zona de la costa de Cornwall es habitual encontrar el Stargazy Pie, hecho a partir de sardinas horneadas enteras, con huevos y patatas, cubiertos de una masa crocante. Lo que llama la atención son las colas y cabezas de las sardinas que sobresalen del pastel.

Langostas, Israel

La bíblica plaga de langostas se ha convertido en Israel en un manjar de nuestros días. Es que es el único insecto considerado kosher, razón por la cual puede ser ingerido por los judíos ortodoxos, que observan estas normas alimenticias. Las comen fritas o recubiertas con chocolate.

Vía: Rough Guides

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

Blogger en BitaBlog desde el año 2008
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios