El templo del Buda reclinado

Foto: ofspiritandsoul.com

Cuando uno visita el Wat Pra Chetuphon – o Wat Po, como es conocido –, uno de los templos más populares de Tailandia, tiene la sensación de estar profanando algo. ES que para Tailandia, este es un lugar muy venerado, ya que en su interior se encuentra el Buda reclinado, una gigantesca estatua del maestro en posición de reposo. Para los budistas, visitarlo limpia deuda karnática, por ello es tan importante.

El Wat Po es uno de los templos más grandes de Bangkok, y el más añoso. Fundado en el siglo XVII, es más antiguo que la ciudad, y alberga más de 1000 estatuas del Buda, provenientes de las ciudades de Ayutthaya y Sukhothai. Su nombre viene del original, Wat Potaram. En 1801, el rey Rama I – fundador de Bangkok – agrandó las instalaciones del templo, mandó colocar las piezas recuperadas de las otras dos ciudades, y lo rebautizó Wat Para Chetuphon.

Por su parte, el rey Rama III continuó ampliando el templo, y lo convirtió en un verdadero centro para impartir conocimiento, lo que fue el gérmen de la primera universidad tailandesa.

El Wiharn alberga al gran Buda, y es apenas lo suficientemente grande como para albergarla. Hecho en estuco laminado en oro, este gigante dorado mide 46 metros de largo, su rostro unos 15 metros, y sus pies 3 metros por 5. Las plantas de los pies son lo que más se destaca, ya que son una auténtica reliquia con 108 incrustaciones en perla, que representan los signos auspiciosos que distinguen a un verdadero Buda.

Por último, puedes echar algunas monedas en las tinajas, esperando que el Gran Buda cumpla tus sueños.

Vía: Thailand for Visitors

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

Blogger en BitaBlog desde el año 2008
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios

1 comentario

  1. David Melgarejo dice:

    Siempre me ha encantado las imágenes que he podido ver sobre este templo.
    Tengo familiares que han estado y dicen que es impresionante ver esa escultura desde cerca.