Diez recomendables cruceros fluviales, primera parte

Cuando se piensa en cruceros, muchos imaginan el mar pero no hay que confundirse, porque hay varias opciones de cruceros fluviales por allí que bien valen la pena.

Por eso, es que vamos a repasar algunas de estas opciones:

La primera opción es la del Duero, que va por España y Portugal. Hay varias opciones de cruceros, que suelen hacer puerto en Oporto, Soria, Burgos o Valladolid. También opciones más específicas como uno que va por las Arribes del Duero en la provincia de Salamanca.

El río Loira nace y muere en Francia, es uno de sus símbolos, va desde monte Gerbier-de-Jonc, hasta el Atlántico, al lado de Nantes, pasando por importantes ciudades.

Otro clásico río de Europa es el Danubio (foto), que surge nace en la Selva Negra alemana y desemboca en el Mar Negro en Rumania por lo que transcurre por territorio de Alemania, Austria, Eslovaquia, Hungría, Eslovenia, Croacia, Serbia, Montenegro, Bosnia-Herzegovina, Rumania, Bulgaria y Ucrania, así que las opciones de cruceros son varias.

El río Rhin es navegable durante casi 900 kilómetros entre Basilea y el Mar del Norte, pasa por Suiza, Francia, Alemania y los Países Bajos.

El río más largo de Europa es el Volga, con casi tres mil kilómetros y discurre por la Europa del Este. Los cruceros por este río suelen tener una duración den 10-12 días y parten de San Petersburgo para llegar a Moscú o viceversa.

Mañana, continuamos con más ideas de cruceros fluviales por Europa.

Vía: Revista Viajar

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

Blogger en BitaBlog desde el año 2008
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios