El barrio de Batignolles en París

El barrio de Batignolles en París

La ciudad de París es un destino turístico de inagotables recursos, es por ello que conoceremos en este post otro de sus barrios, que sin dudas es una gran alternativa para conocer más la ciudad, es el barrio de Batignolles en París.

Ubicado en el distrito 17, está delimitado en el sur por el  Boulevard des Batignolles, en el este por la Avenue de Clichy, en el norte por la Rue Cardinet, y en el oeste por la Rue de Rome.

Batignolles era una villa independiente de las afueras de París, hasta que en el año 1860 el emperador Napoleón III la anexó a la capital. Durante el siglo XIX adquirió una atmósfera muy bohemia. Era el lugar de residencia de Édouard Manet, el famoso pintor impresionista, y junto a otros artistas de la zona eran conocidos como el “grupo de Batignolles”, una zona donde por entonces y aún abundan los cafés, que han sido una escena recurrente en las pinturas de Manet.

Si bien está en las afueras de la zona céntrica donde suelen ir los turistas, es un agradable sitio de paseo, y uno de los barrios de moda para vivir. Alberga a una nueva clase social llamada “bobos” – por burgueses bohemios en inglés – que está conformada por jóvenes profesionales que les gusta vivir bien, pero sin ostentaciones.

En el barrio de Batignolles abundan los mercados, los jardines encantadores y el buen café. Batignolles ofrece una agradable atmósfera tranquila y familiar que lo hace muy atractivo.

El barrio puede bien ser definido como una mezcla de distrito de arte y una pequeña villa, es bucólico y tranquilo. Los turistas de buen paladar estarán muy deleitados en este barrio, pues son habituales las tiendas donde encontrar productos de gran calidad como buenos vinos, excelentes quesos, también pescaderías o hasta una tienda dedicada a las aceitunas. También es un área de excelentes restaurantes, en especial la calle Jouffroy d’Abbans, una nueva dirección “bistronómica” de la ciudad.

El Batignolles no atrae tanto a turistas, y es precisamente parte de su encanto. Te invita a perderse en sus calles y espiar cómo viven los parisinos auténticos, a perderte en sus encantadoras plazas y jardines, a caminar por sus calles sin rumbo, o a saborear sus delicias gastronómicas, muchas veces sencillas pero apetitosas. Así, sin dudas, ganarás una invaluable experiencia de tu viaje a París.

Vía: Wikipedia

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

Blogger en BitaBlog desde el año 2008
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios