El Expreso de la Riviera Cornish

En Inglaterra encontramos un tren encantador que recorre la costa de Cornwall, como se llama a la península ubicada al sudoeste del país, cuyas costas norte y oeste dan al mar Céltico, mientras que hacia el sur se encuentra el Canal Inglés. Se trata del Expreso de la Riviera Cornish.

Se trata de un condado encantador, con agrestes costas y encantadores pueblecitos bucólicos, que parecen en ocasiones detenidos en el tiempo. Sus enormes acantilados de piedra y sus riscos desafiantes, hacen de este paisaje un maravilloso destino turístico. Es por ello que este tren expreso permite conocer esta región, partiendo desde Londres hasta Penzance, casi en la punta de la península.

La historia de este tren puede rastrearse hasta 1904, cuando comenzó a promocionarse un nuevo servicio rápido, con mínimas paradas, desde Londres hasta Cornwall, en unas cinco horas – hasta entonces, las rutas de ferrocarril existentes demandaban nueve horas. En sus inicios, lo propulsaba una locomotora a vapor.

Este tren surgió precisamente como parte de una iniciativa para promover el turismo interno en el Reino Unido, es por ello que fue concebido como una pintoresca experiencia que permite recorrer la campiña inglesa hasta llegar a las costas.

Por el camino, además, es posible ver algunos puntos de interés como el Caballo Blanco de Westbury. Se trata de una imagen esculpida sobre la meseta de Salisbury, de unos 33 metros desde la cabeza a las patas. Es una marca geológica que divide al sur del oeste.

El tren discurre luego hacia Exeter St David’s, donde comienza el estuario, también es posible apreciar el bosque de robles del castillo de Powderham. La ría se abre, revelando los brillantes canales y marismas, a lo largo de un par de kilómetros, donde es posible ver a los recolectores de ostras.

Así se llega al puerto de Cockwood, poco después se produce la primera vista al mar y los enormes riscos de arenisca rojiza. Luego, un pequeño tramo reingresa tierra adentro, para deleitarse con los valles de manzanos en flor de Devon.

El tren luego cruza el río Dart en Totnes en su camino a Plymouth, hasta llegar al imponente puente Royal Albert, para cruzar el río Tamar hasta Saltash. Este río es la frontera natural entre Devon y Cornwall, adonde ya estamos llegando. En la estación de Saltash, el primer cartel en dialecto córnico recibe a los pasajeros: Kernow a’gas dynnergh, “Bienvenidos a Cornwall”.

Una vez que se supera Truro, capital del condado, los bosques dan lugar a los espinillos, y se inicia la etapa final hasta Penzance.

El Expresso de la Riviera Cornish parte desde la estación de Paddington en Londres a las 10 de la mañana. Siguiendo este enlace, puedes averiguar por los boletos.

Vía: Telegraph

 

 

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

Blogger en BitaBlog desde el año 2008
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios