“El hombre que atraviesa la muralla” de París

En la ciudad de París es posible encontrar un sitio curioso, original, fuera de los circuitos típicamente turísticos aunque encantador y al que acuden a diario un considerable número de visitantes, se trata de una escultura muy original.

En ella, podemos ver representado a un hombre capaz de atravesar la pared. Se lo conoce como “le passe muraille” o “el pasa-murallas”. Se trata de una escultura realizada por el artista Jean Marais y se encuentra en el distrito de Montmartre.

Se encuentra en una pequeña plaza llamada Marcel Aymé, en homenaje a un escritor que vivió en este barrio tan bohemio y propio de los artistas. Vivía en la calle Norvins, y situó en este barrio la mayor parte de sus historias, como el cuento que narra las vivencias de Dutilleul, oficinista que un buen día descubre su habilidad para atravesar paredes.

Este oficinista del ministerio de Registro, descubre un buen día su extraña habilidad, que primero utiliza para vengarse de quienes lo humillan en la oficina donde trabaja. Luego, aprovecha para robar y hacerse rico, hasta ser apresado, pero lógicamente, logra evadirse. También se enamora de una mujer casada, y aprovecha su habilidad para huir a tiempo de su celoso marido.

Finalmente, un día queda atrapado para siempre en una pared, precisamente esta pared frente a la casa de Aymé en la calle Norvins. En la década del 80’, Marais inmortalizó la historia en una escultura y actualmente muchos turistas la visitan a diario.

Pero hay más. Existe el mito de que si tocas la mano izquierda de la estatua, adquirirás la habilidad de atravesar paredes. Al menos, puedes hacer la foto graciosa en la que tiras de su mano tratando de liberarlo de su prisión de piedra. Es por ello que los dedos se ven brillantes, porque todos hacen lo mismo.

Vía: Gadling

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

Blogger en BitaBlog desde el año 2008
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios