Equipaje de mano: para tener en cuenta al viajar a Turquía

Mezquita de Santa Sofía, Estambul

Aquí obtendrás datos muy útiles si estas preparando un viaje a Turquía, para tener en cuenta a la hora de armas las maletas, calcular presupuestos y ordenar la documentación necesaria. Esperamos así evitarte contratiempos y que tengas un excelente viaje.

Visado. Se puede ingresar con el pasaporte en vigor, abonando un visado-etiqueta, que va de los 10 a los 15 euros. Al llegar al aeropuerto, dirigirse a la ventanilla de Visa, donde nos cobran el visado y se adhiere la etiqueta al pasaporte. Si la estancia es inferior a tres meses, no viaja en su propio vehículo, y no se tiene nada de valor que declarar en la aduana, se puede ingresar con Documento de Identidad con validez mínima de tres meses, por los siguientes puestos fronterizos: Terrestres: todas las fronteras con Grecia y Bulgaria. • Marítimos: por los puertos de Estambul, İzmir, Çanakkale, Muğla, Antalya, İçel, Hatay y Aydin. • Aeroportuarios: por los aeropuertos de Estambul, Ankara, Adana, Kayseri, Muğla, İzmir, Antalya y Van.

El clima de Turquía varía si se está en la zona de la costa o si se va hacia el interior del continente. Los veranos presentan temperaturas altas, mientras que los inviernos son muy fríos, e incluso nieva en el sector continental. Las áreas del Mármara, Mediterráneo y Egeo tienen un clima templado que va de los 8 a los 26 grados a lo largo del año. En Estambul, en verano el termómetro oscila entre los 19 y los 28 grados. En la Anatolia Central – donde se ubican Capadocia y Ankara – las temperaturas son extremas tanto en verano como en invierno.

El cambio de divisas se puede hacer en las casas de cambio y bancos, que suelen estar abiertos hasta medianoche. Los cheques de viajero y eurocheques son comúnmente aceptados en entidades bancarias.

La corriente eléctrica es de 220 voltios /50-60hz. El formato de enchufe es igual que el europeo. Turquía tiene una hora más de diferencia con respecto a España peninsular. En todo el país los taxis cuentan con taxímetros digitales. Por la noche suelen cobrar un suplemento de casi el 50% más. No existen normas ni costumbres reglamentadas sobre las propinas, pero el personal de servicio del hotel suele esperarlas, como es habitual. En algunos restaurantes se incluye en la cuenta; de no ser así es usual dejar un 10% del monto gastado.

No existen vacunas obligatorias. De todas formas – y como en cualquier lugar – hay que ser cautos con la comida consumida en la calle, como así también procurar beber sólo agua embotellada.

Los recuerdos más comunes para traer a casa son kilims, alfombras, joyas, artículos de cobre, cueros, bisutería, piedras preciosas, telas orientales, sedas, marquetería, especias, café turco, té y antigüedades.

Vía: Turquia.net

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

Blogger en BitaBlog desde el año 2008
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios