Paldar Viajero: Hákarl

Hoy vamos a conocer una preparación muy común en Islandia, aunque los mismos habitantes de esta mágica isla admiten que no es para cualquiera, y que hasta a ellos le cuesta aprender a disfrutar de este supuesto manjar. Se trata del Hákarl.

El Hákarl es una variedad de tiburón, y se conoce con ese nombre a la preparación de trozos de su carne que se consume en estas tierras septentrionales.

La carne de este tiburón no puede ser consumida fresca, sin ningún tipo de preparación, ya que contiene tales concentraciones de ácido úrico, que sería tóxico hacerlo. Por ello, se realiza un curado, para permitir su consumo, que tiene como finalidad eliminar ese ácido. Este largo proceso comienza con el corte y la limpieza de las piezas. Luego, se suele cavar un hoyo en las afueras, alejado de donde habitan personas y allí se entierra la carne mes y medio en verano, tres meses en invierno, ya que despide un olor muy fuerte, como a amoníaco. Tras esa operación, se deja secar la carne en un lugar fresco, seco, oscuro y aireado. Luego, ya está listo el Hákarl para ser consumido.


El olor de esta preparación recuerda al de los productos de limpieza, por ello es fuerte incluso para los islandeses. Se suele acompañar de brennivin, la bebida de la que hablamos en otro post, que ayuda a pasarlo. Tiene un sabor similar al queso.

Al parecer, no es el único lugar en el mundo donde se come pescado en proceso de putrefacción. Hay recetas similares en otras partes del mundo. En fin, sobre gustos no hay nada escrito, pero por mi parte no me atrevería jamás a probar este platillo.

Vía: Wikipedia

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

Blogger en BitaBlog desde el año 2008
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios