París de compras

París de compras 1

Aunque a París se vaya por muchas razones: para subir a la Torre Eiffel, visitar el Louvre o recorrer los Campos Eliseos a nadie se le escapa que la capital francesa lo que derrocha es glamour por los cuatros costados. Aquellos que quieran ir de compras en París han de saber que tampoco tienen porqué acudir sólo a las tiendas más caras (que también, aunque sólo sea para echar un vistazo) Además de esto se pueden visitar tiendas mucho más asequibles que no han perdido ni un sólo ápice de encanto. Toma nota.

  • Grandes almacenes. Puestos a empezar por algún lado mejor hacerlo por todo lo alto. En este apartado destacan sobremanera las Galerías Lafayette. El mismo edificio en el que se encuentran ya merece la pena el ir hasta allí y darse una vuelta. Una de las mejores épocas para hacer esto es durante las navidades porque su decoración es, sencillamente, espectacular. También hay que hablar de Le Bon Marché en cuya construcción participó el mismísimo Gustav Eiffel. Éste fue el primer centro comercial concebido para que las mujeres no sólo fueran de compras sino que se pudieran pasar horas allí con otros extras como cafeterías. Aunque el lujo está por todas partes una de las características más notables de este almacén es un edificio cercando al que se le llama La Grande Epicerie. Éste es el lugar idóneo para encontrar todo tipo de exquisiteces culinarias. Por último hablaríamos de los almacenes Primtemps que ofrece lo mismo que los anteriores pero su singularidad son las vistas de las que se pueden gozar de manera gratuita. Tan sólo hay que subir a la terraza de su tejado.

  • Mercados, mercadillos y pasajes. Se puede decir que casi todos los barrios parisinos cuentan con su propio mercado de abastos pero algunos de los más famosos son: El Marché den Enfants Rougues, El Marché Bastille o el Marché Moufettard. Una buena idea es contar con maleta para facturar para aprovisionarse bien a la vuelta o bien hacerse con un apartamento allí y poder comer lo mismo que los propios parisinos. Eso sí que es toda una experiencia. En cuanto a los mercadillos se pueden encontrar con todo tipo de antigüedades y también de flores. Algunos muy conocidos son el mercadillo St-Ouen o el de Montreuil. Los mismos lugareños le aconsejarán si tiene dudas al respecto o no da con ellos porque todo el mundo los conoce. Y por supuesto los pasajes de París albergan unos cuantos secretos y son más que recomendables cuando el tiempo no acompaña. Hay que pasar por el Passage Jouffroy o La Galeria Vivienne para vivir la experiencia completa.

  • Outlets y precios más económicos. Para aquellos que también quieran llevarse un buen sabor de boca y contar con un recuerdo de su visita a París que no sufran si su bolsillo no puede soportar las recomendaciones anteriores. Para empezar se puede ir al Valléé Village Shopping Outlet donde las principales marcas con temporadas pasadas tienen importantes descuentos. Sino queda la opción de pasar por la Rue Rivoli donde hay muchas tiendas reconocidas que han aplicado precios más bajos pese a estar en todo el centro de la ciudad.

Compartir en Google Plus

Acerca de Juanma

Buscador de sitios con encanto.
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios