Pasar una estadía con el circo

Quienes aman el mundo del circo no pueden perderse la propuesta de la familia Raluy, de larga tradición en esta maravillosa vida itinerante de ser parte de una compañía de circo.

Es que uno de sus antiguos carromatos ha sido convertido en hotel, y de esa forma los turistas pueden pasar unos días junto a todo el grupo de artistas circenses compartiendo diferentes aspectos de este estilo de vida tan peculiar.

Así, quienes elijan esta propuesta no sólo dormirán en el carromato, sino que presenciarán los ensayos, verán como se monta y desmonta la gigantesca carpa, y hasta participarán de algunas clases para los artistas más jóvenes. Además, comerán con toda la compañía, y accederán, claro, a las funciones.

Este carromato que data de 1939, y que antes de ser restaurado sirvió a unos artistas ingleses y a unos feriantes, y ahora brinda alojamiento a los viajeros que no quieran perderse de estar conviviendo con trapecistas, malabaristas, payasos o lanzadores de cuchillos.

Hasta mayo permanecerán en Barcelona, y luego es posible seguir la ruta de su itinerario a través de su sitio web.

Vía: Ocho Leguas

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

Blogger en BitaBlog desde el año 2008
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios