Increíbles sitios abandonados, segunda parte

Continuaremos conociendo algunos de los sitios abandonados más llamativos del mundo, de una particular riqueza natural y cultural, que esperan a ser visitados por aventureros que buscan tesoros ocultos al radar turístico masivo.

Comenzamos el repaso de hoy con el hotel abandonado en el Salto del Tequendama, a 30 kilómetros de Bogotá. Fue inaugurado en 1927, donde los viajeros de aquellos tiempos se alojaban para ver la preciosa cascada cercana. Aún hoy, el paisaje increíble de este rincón natural y el contraste que el otrora esplendoroso hotel en ruinas, es realmente sobrecogedor.

Las Fortalezas Marinas Maunsell se levantaron durante la Segunda Guerra Mundial, son torres fortificadas sobre la superficie del mar, para controlar que los alemanes no pusieran minas en los estuarios de los ríos Támesis (cerca de Londres) y Mersey (cerca de Liverpool). Son extrañas construcciones de hormigón, que incluían dos cañones de artillería y otros dos antiaéreos, que luego tuvieron diversos usos peculiares, aunque hace ya tiempo que están abandonadas.

Nuestro tercer espacio tiene la peculiaridad de estar en España. Está en Aragón, es una antigua azucarera abandonada, en Calatayud. Tras perder sus últimas colonias a fines del siglo XIX, España se quedó sin provisión de materia prima para el azúcar, surgió entonces esta azucarera, que producía a partir del cultivo de remolacha. “Es un edificio formado por una nave central doble y flanqueada lateralmente por dos naves perpendiculares, a las que se adosan otras construcciones secundarias, formando un volumen bastante unitario y compacto con planta en H, que conserva una esbelta chimenea exenta en el espacio abierto posterior”, tal su descripción oficial.

Craco en Basilicata, Italia, es nuestro cuarto sitio abandonado. Es un poblado antiguo, abandonado tras varios terremotos. Es que la ciudad de Craco se asentaba sobre una colina de arena y arcilla incapaz, que no puede resistir seísmos. Aquí se han rodado secuencias de las películas La Pasión de Cristo y Quantum of Solace de James Bond.

Cerca de Pekín, se instaló en su tiempo Wonderland, el proyecto de un espectacular parque de diversiones. Sin embargo, por desacuerdos entre inversores el proyecto se abandonó, y allí quedó la extraña estructura sin concluir jamás.

Bokor Hill Station, en el Preah Monivong National Park, es un pueblo fantasma, entre tantos en el mundo. Se encuentra en la provincia de Kampot, al sur de Camboya. Supo tener palacetes, salón de baile, iglesia, casino, y tuvo aspiraciones de esplendor. Actualmente, los edificios en ruinas han sido invadidos por la selva, que le da a todo el lugar un aspecto muy particular.

Vía: ABC

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

Blogger en BitaBlog desde el año 2008
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios