La berrea del ciervo en Extremadura

El otoño es tiempo de berrea, un extraño ritual que realizan los ciervos macho que habitan mucho de los espacios naturales de España, como forma de demostrar su superioridad física y demarcar su territorio, con la finalidad de atraer a las hembras para el apareamiento. Es así que hoy nos concentraremos en los sitios donde se puede presenciar la berrea en Extremadura, una de las tierras más privilegiadas para apreciar este espectáculo natural.

El inicio de las lluvias marca el comienzo de este rito, que sigue hasta la mitad de octubre. El amanecer y el atardecer son los momentos propicios para observar a los ciervos a la distancia, y escuchar sus imponentes bramidos. También con un poco de suerte, se pueden encontrar grupos de ciervos, y las disputas territoriales de los machos, con enfrentamientos cuerpo a cuerpo, donde se amenazan con sus imponentes cuernas. El que gane, se apareará con un mayor número de hembras.

Los guías llevan al turista y le enseñan a leer en el territorio las huellas de los ciervos, como cuando se frotan con la corteza de los árboles o bien levantan la tierra con las patas. Así, poco a poco y sin importunarlos, se llega lo más cerca posible a los ciervos, siempre manteniendo cierta distancia.

El sitio más privilegiado para observar a los ciervos y su berrea, es la Reserva Regional del Cíjara, en la provincia de Badajoz. Se trata de un espacio protegido de más de 22.000 hectáreas entre los términos municipales de Herrera del Duque, Helechosa de los Montes y Fuenlabrada de los Montes.

En este espacio natural, se ha dispuesto de un observatorio de la berrea desde el que contemplar a los ciervos, aunque también a los jabalíes, corzos, gamos y multitud de aves como el buitre negro, el buitre leonado, el águila real o el águila culebrera.

Otros sitios naturales de Extremadura que destacan como observatorios de los ciervos son el Parque Nacional de Monfragüe, el Parque Natural Tajo Internacional, el Geoparque Villuecas-Ibores-Jara, las Hurdes, la Sierra de San Pedro (donde fue hecho el vídeo), la comarca de Tentudía y la zona de Hornachos.

Los ciervos no son los únicos que tienen su ritual reproductivo. Los gamos tienen el suyo también, se lo conoce como la ronca por el sonido más grave que emiten estos machos. Comienza un poco más tarde que la berrea y se prolonga a lo largo del mes de octubre. Con suerte, podrás ver ambos espectáculos.

Vía: 20 MinutosViajar por Extremadura

 

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

Blogger en BitaBlog desde el año 2008
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios