Las estatuas de Bratislava

Entre los destinos emergentes de Europa, los de los países del Este se están redescubriendo para los viajeros, ya que está lleno de ciudades con mucho encanto por aquellas latitudes. Veamos el caso de Bratislava y sus estatuas tan peculiares.

La capital de Eslovaquia tiene unas estatuas muy particulares, que se pueden encontrar mientras se la recorre a pie.

Comenzaremos por la primera, que es quizá la más famosa y se llama Cumil, representa a un obrero asomado por la alcantarilla, y es la favorita de la ciudad, todos quieren hacerse una foto con este personaje.

 

La segunda es la que representa a un soldado del ejército de Napoleón, junto a la actual embajada francesa. El mismo Napoleón estuvo por la ciudad en dos ocasiones: la primera, en 1805, y también en 1809.

 

Veremos luego una estatua que se llama Schoner Naci, lo que se traduce como “el bello Ignacio” y no es otra cosa que un elegante señor saludando con su sombrero.

 

Finalmente, otra curiosa estatua es la del paparazzi, que sigiloso se esconde en una esquina de Bratislava, apuntando con su lente a quién sabe donde.

Sin dudas, estas estatuas son uno de los tantos encantos de esta ciudad, que espera ser descubierta como destino turístico.

Vía: Bratislava

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

Blogger en BitaBlog desde el año 2008
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios