Los diez puentes más amenazadores del mundo, segunda parte

Continuamos con la serie que ayer comenzamos, en la que veremos los diez puentes más amenazadores del mundo, aquellos que sólo aptos para valientes, recompensan la conquista de cruzarlos con los paisajes más cautivantes, las vistas más privilegiadas y con una anécdota de esas que se cuentan una y mil veces a los amigos.

Es por eso que conoceremos tres puentes más, ubicados en latitudes muy distantes: Suiza, Borneo y Sri Lanka, pero con el común denominador de ser verdaderos desafíos, por eso son los puentes más peligrosos del mundo.

En Suiza es posible encontrar este puente, de 167 metros de largo y que pende a más de 90 metros sobre el lago Trift, en el centro del país alpino. De hecho, es el puente de suspensión para personas de a pie más largo de los Alpes.

En Borneo es posible encontrar un puente de bambú, que cruza un río en Sarawak. Si ver la foto te resulta intimidante, imagínate cómo se mueve de un lado al otro mientras cruzas, teniendo en cuenta que no tolera a más de dos personas al mismo tiempo.

 

Sobre el río Kotmale Oya en Sri Lanka, cuyas aguas corren rápidas allí abajo, apenas si encontramos este destartalado puente de madera que requiere de mucho cuidado para ser cruzado sin caerse por los agujeros, y desde luego no otorga demasiadas garantías.

Vía: Brainz

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

Blogger en BitaBlog desde el año 2008
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios