Los inodoros más extraños del mundo en Japón

Los inodoros más extraños del mundo en Japón 1

Japón tiene una costumbre muy peculiar con respecto a los inodoros, ya que la misma tecnología que se suele utilizar en el diseño – los nipones son pioneros en tecnología en varios rubros –, se aplica a los inodoros, haciendo de la cotidiana acción de ir al baño, una experiencia muy diferente. Son los inodoros más extraños del mundo.

En efecto, artefactos recubiertos de oro, rodeados por un acuario gigante o que meten al usuario en la piel de un saltador de esquí, son algunas de las opciones.

Los avances tecnológicos de los inodoros japoneses es una de las cosas que más sorprenden a los turistas, pues el baño es toda una experiencia de confort para los nipones. Muchos inodoros japoneses incluyen agregados como el bidé integrado -un chorro de agua con temperatura y presión regulables-, calefacción del asiento o un botón que simula el sonido de la cisterna para disimular “sonidos”.

Un buen ejemplo es el de los baños del turístico Robot Restaurant del barrio de Tokio de Shinjuku, que tiene sus inodoros y mingitorios bañados en oro y rodeados de azulejos de colores que han sido importados de siete países diferentes. Está decorado además de una forma muy extravagante, con bailes robóticos, luces de neón y Pole Dance.

También son muy particulares los baños del Resort Madarao Kogen de la región de Pagano, en el norte de Japón. Este destino fue sede en 1998 de los Juegos Olímpicos de Invierno. El baño del resort permite a los usuarios sentirse en medio de una pista de esquí olímpica. Así, al utilizar el inodoro, es posible sentirse como un esquiador profesional antes de un salto olímpico.

Los baños del Café Mimin Papa de Akashi al sur del Japón, están rodeados de paredes y techos de cristal que contienen un gran acuario con peces tropicales y tortugas marinas.

Otros baños de Japón tienen connotación sexual, con artefactos que evocan vulvas, bocas o nalgas, lavabos esculpidos como torsos femeninos y masculinos, canillas con forma de penes o inodoros que simulan posturas sexuales.

Los estrafalarios inodoros japoneses incluyen además abarcan algunos al aire libre en medio de paisajes idílicos, construidos con piezas de instrumentos musicales como trombones o guitarras o forrados con microchips y otros componentes electrónicos. Andar en bicicleta: además de ser un medio que nos sirve para pasear, esta es otra actividad de las más completas; porque ejercita tanto la parte superior del cuerpo (pecho, hombros y espalda), como la inferior (piernas y nalgas). Asimismo, sirve para lubricar las articulaciones, reducir el colesterol malo y activar el ritmo cardíaco.estrafalarios que ha encontrado la autora en su viaje por todo el país. El libro se llama Nippon Toire Hoka (Aseos japoneses, etc.), y fue publicado recientemente por la editorial Aspect. Este libro reseña los 78 de los retretes más fascinantes de Japón. “Los baños son uno de esos pocos lugares donde puedes librarte de las tareas cotidianas, donde tienes intimidad y privacidad y donde nadie te molesta”, explica la autora.

Vía: Clarín

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

Blogger en BitaBlog desde el año 2008
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios