Moscú tiene su propio Versalles

La ciudad de Moscú es una urbe fascinante, con sendos atractivos turísticos, entre los que destacan muchos de gran valor cultural.

De esta manera, no muchos saben que la ciudad tiene su propio “Versalles”, como se llama a Kolomenskoye, un complejo palaciego tan espléndido que se lo compara – con justicia – con la legendaria residencia real cercana a la capital francesa.

Es entonces un complejo de edificios que se ubican a poco más de 100 kilómetros de Moscú, era residencia de recreo de la realeza y llevó varios siglos de construcción, en la medida en que se sumaban edificaciones, aunque ya desde el siglo XIV ya se lo conoce.


Entre los edificios que componen Kolomenskoye encontramos Iglesia de la Anunciación, comenzada a construir en 1532 y declarada Patrimonio de la Humanidad.

Originalmente los edificios eran de madera, pero ahora son de ladrillo a medida que se los fue reemplazando.

No obstante, en el período soviético, se hizo un relevamiento de grandes edificios históricos de madera en diversas regiones de la Unión Soviética – actual Rusia -, y fueron transportados hacia Kolomenskoye, por lo que se encuentra aquí una excepcional colección de arquitectura tradicional.

El último sitio destacado en el complejo es la réplica del Gran Palacio construido en el siglo XVII, realizada gracias a que se conservó una maqueta e inaugurada en el 2010.

Vía: Diario del Viajero

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

Blogger en BitaBlog desde el año 2008
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios