Por la Ruta Azul en la Patagonia Argentina

Entre los maravillosos paisajes del sur del continente americano, más precisamente en el litoral atlántico de la Patagonia Argentina, es posible encontrar la Ruta Azul, un itinerario turístico muy completo que permite conocer algunas de las maravillas más extraordinarias de aquella naturaleza remota y agreste, permitiendo al viajero tener un encuentro cercano con algunas especies marítimas como pingüinos, elefantes marinos, cormoranes y orcas.

El punto de partida es la ciudad de Comodoro Rivadavia, ubicada en la provincia de Chubut. Desde allí y a través de 500 kilómetros, es posible encontrarse con tres “parques azules” y un bosque petrificado, entre tanta fauna y tanta naturaleza.

Esta ruta sigue el trazado de la Ruta Nacional número 3, yendo de la capital provincial de Chubut a la capital de la provincia de Santa Cruz, Río Gallegos, siendo Comodoro Rivadavia una ciudad con aeropuerto internacional y gran infraestructura turística, al tiempo que en la segunda capital que hace de extremo de esta ruta, es posible empalmar con la mítica Ruta 40 de la Argentina, que recorre el país de norte a sur.

La fauna marina de estas costas australes de la Argentina se caracterizan por ser el ecosistema que alberga a muchas especies únicas en su tipo, como pingüinos de Magallanes y Penacho Amarillo, así como toninas overas, lobos marinos y orcas. Se denominan Parques Azules a aquellos parques nacionales que son territorios protegidos y están sobre la costa oceánica, en contraposición a los “parques verdes” como se llama a los que se ubican hacia la zona de la cordillera.

Uno de estos espacios protegidos es el Parque Marino Costero Patagonia Austral, que abarca 130 mil hectáreas protegidas a lo largo de unos 100 kilómetros de costas, desde el Cabo Dos Bahías y la Bahía Bustamante, además de unas 60 islas e islotes. Allí habitan unas 40 especies de aves y diez de mamíferos, entre pingüinos, patos vapor, ballenas, guanacos, ñandúes y lobos marinos.

Cerca de la ciudad de Puerto Deseado se encuentra el Parque Interjurisdiccional Marino Isla Pingüino, que protege unas 140 mil hectáreas de superficie oceánica y otras áreas. El itinerario comienza en el Refugio de Vida Silvestre, más conocido como Cañadón del Duraznillo, allí habitan guanacos, choiques y águilas, además de lobos marinos.

Finalmente, el tercer parque de la ruta es la Reserva Natural de Puerto San Julián, donde habitan especies endémicas de la estepa patagónica, como guanacos, ñandúes y zorros, mientras que su fauna marina incluye a toninas overas, pingüinos de Magallanes y lobos marinos.

Finalmente, completa la Ruta Azul de la Patagonia Argentina el Parque Nacional Monte León, donde existía una antigua estancia lanera patagónica. Este parque destaca por contar con un apostadero reproductivo de lobos marinos de un pelo, también el mirador isla Monte León y una antigua guanera, además de la cuarta colonia de pingüinos de Magallanes más importante de la Argentina, donde se encuentran unos 60 mil ejemplares. En cuanto a las aves, es posible ver cormoranes, gaviotines, ostreros, bandurrias, cauquenes y flamencos, mientras que el mar, se ven ballenas francas, orcas y delfines.

Más información.

Vía: Turnoticias

 

 

 

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

Blogger en BitaBlog desde el año 2008
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios