Por la ruta de la ensaimada mallorquina

Por la ruta de la ensaimada mallorquina

Conozcamos hoy uno de los sabores tradicionales imperdibles a la hora de visitar Mallorca, se trata de su célebre ensaimada, una delicia de la repostería sencilla y rural mallorquina que no debes dejar de probar.

Por definición, la ensaimada es una masa dulce, que se leuda y hornea, se realiza con harina, azúcar y manteca de cerdo (saïm en catalán, por ello el nombre de “ensaimada”), entre otros ingredientes. Se elabora y consume en la isla desde tiempos inmemoriales.

La Ruta de la ensaimada mallorquina nos lleva directamente al corazón de la Mallorca rural, que es atravesado por la autovía Ma 15, a través de hermosos campos de cereales y almendros que van desde Palma de Mallorca a Algaida.

Aquí es la cuna de las ensaimadas más tradicionales de la zona, las más auténticas y donde los siglos de experiencia de los avezados pasteleros, logran un producto que difícilmente se olvida en la memoria de quienes lo prueban.

La masa tradicionalmente se realiza en forma de espiral, es la característica de la ensaimada. La más tradicional es la lisa, pero también se puede encontrar la Ensaimada de Mallorca de cabello de ángel, rellena de cabello de ángel, un dulce, elaborado con las fibras caramelizadas de la pulpa de varias frutas, más que nada de calabaza.

Pero también existen otras versiones deliciosas, donde la ensaimada se rellena con nata, crema de chocolate, crema pastelera, entre otras variedades productos de la creatividad de cada pastelero.

Si deseas probar la verdadera ensaimada mallorquina, ten en cuenta que los envases en los que se comercializan ensaimadas amparadas por la Indicación Geográfica Protegida van provistos de un precinto de garantía y/o contraetiqueta del Consejo Regulador, numerado y expedido por éste. Tradicionalmente, son de forma octogonal y fabricados de cartón.

En cuanto a la ruta en sí misma, también ofrece pintorescos parajes como la Algaida, un municipio emplazado sobre la antigua alquería árabe, de pocos habitantes y muy tranquilo, cuenta con la iglesia de Sant Pere i Sant Pau, de nave única y donde encontrar sus retablos barrocos y góticos, también imágenes religiosas y gárgolas zoomorfas de la fachada.

La ruta discurre luego hacia Llucmajor, por la Ma-5010, allí se divisa la montaña de Randa coronada por tres santuarios: Nostra Senyora de Grácia, Sant Honorat y Nostra Senyora de Cura. A sus pies, se encuentra la villa de Randa y sus pintorescas casas y una fuente de origen árabe.

Consulta más datos de la ruta en el enlace.

Vía: Turinea

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

Blogger en BitaBlog desde el año 2008
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios