Ruta turística de Diario de un Cazador

Ruta turística de Diario de un Cazador

Valladolid y sus pueblos ofrecen una nueva propuesta de turismo, se trata de la ruta turística de Diario de un Cazador, la célebre novela del escritor Miguel Delibes, que narra las anécdotas de un cazador aficionado por estas localidades, una historia inspirada en la propia costumbre de Delibes de salir a cazar los fines de semana por esta región.

San Miguel del Pino, Villanueva de Duero, Valladolid, La Mudarra, Villavaquerín y Quintanilla de Onésimo, son algunas de las localidades implicadas en la historia que narra las aventuras de Lorenzo, un bedel de escuela que en sus ratos libres disfruta de la cacería.

La ruta ofrece información completa sobre cada una de las localidades que la conforman, entremezclándose con citas del libro relacionadas con cada uno de los hitos de la novela destacados por el itinerario, también se les acerca a los turistas un texto alusivo a los valores históricos, paisajísticos y naturales de cada punto de la ruta, como también de los más importantes atractivos turísticos de cada ciudad o localidad.

Dado que esta ruta surge de una novela que tiene como base a la cacería, se han incluido además de comentarios sobre la fauna y flora de cada zona.

En este sentido, la ruta destaca algunas especies de cada una de las regiones que atraviesa la ruta, como el cuco y el espliego en Quintanilla de Onésimo; la perdiz roja y el piorno en Villavaquerín; el gorrión y el boj en Valladolid; la tórtola y la jara en La Mudarra; la codorniz y la margarita en Villanueva de Duero o el azulón y el pino en San Miguel del Pino.

La guía de esta ruta además incluye un glosario de vocablos relacionados a la cacería ya en desuso, que son en ocasiones utilizados por Delibe en sus libros, así como su significado.

De esta manera, los turistas pueden aprender en esta ruta lo que es un tapabocas que es una especie de manta; la aguarradilla como se llama a una lluvia fina en Villavaquerín; la friura, que es la temperatura fría en Valladolid; el rebarco, en Villanueva de Duero, como una pequeña ondulación de terreno o las carnutas, plumaje de aves en San Miguel del Pino.

Vía: La Razón

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

Blogger en BitaBlog desde el año 2008
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios