Una visita a Peillon en la Costa Azul de Francia

Entre las maravillas que tiene Francia como destino turístico, hoy dirigiremos nuestro radar hacia la célebre Costa Azul, y más precisamente a un pequeño municipio que ha pasado bastante inadvertido a pesar de ser un sitio encantador, se trata de Peillon.

Ubicado en la región de los Alpes Marítimos, se trata de un poblado de poco más de mil habitantes, donde su encanto reside en conservarse casi intacto desde hace siglos, además se encuentra a apenas 15 kilómetros al este de la ciudad de Niza, razón por la cual es un buen sitio para dar un paseo por fuera de la ciudad.

Es una pintoresca villa fortificada colgada literalmente de la ladera de una montaña, en la cima de un pico rocoso, presentándose como un conjunto compacto de edificaciones de piedra gris que conserva muy bien el estilo arquitectónico medieval.

Las calles de Peillon son muy angostas, en ocasiones suben y bajan vertiginosamente a través de pasajes abovedados o de empinadas escaleras, para adaptarse a la orografía del terreno original. Se la considera por ello una de las más hermosas villas colgantes de la Costa Azul.

Cabe decir que se trata de una villa exclusiva de peatones, puesto que el camino que lleva a Peillon culmina en una plaza donde podrías dejar tu coche para salir a explorar la pequeña y encantadora población. No hay demasiados comercios, más allá de algunos pequeños hoteles y restaurantes a la entrada de la ciudad. Tampoco hay tiendas de recuerdos ni demasiado comercio turístico.

Es muy recomendable la vista desde unos bancos, ubicados frente a la iglesia de San Salvador (Saint-Sauveur) del siglo XVI, donde la vista es realmente magnífica, pero para llegar hasta allí deberías escalar hasta lo más alto de la aldea, lo cual recomendamos, por ello no olvides llevar ropa y calzado cómodos. La vista desde allí es encantadora, con los valles, las montañas, los bosques y pequeños ríos de esta región.

Se trata entonces de una encantadora aldea medieval, detenida en el tiempo, que nos permite echar un vistazo a formas de vida anacrónicas, y que además nos ofrece un relajante paseo por este tranquilo pueblecito, alejado de la ebullición turística de esta zona de Francia.

Vía: France Voyage

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

Blogger en BitaBlog desde el año 2008
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios