Disfrutar de unos días en Mallorca, toda una experiencia

A finales del mes de Agosto mi novia y yo tuvimos la oportunidad de pasar unos días en la isla de Mallorca, y tanto Palma como el resto de la isla nos ha parecido fascinante, desde aquí recomiendo su visita a todos los que tengan la posibilidad.

Desde hace tiempo teníamos planeada la visita a las Baleares, en parte debido al hecho de que Palma de Mallorca aparece en numerosos indicadores y revistas especializadas como una de las mejores ciudades del mundo. Concretamente, el diario británico The Times eligió a la ciudad como la mejor del mundo para vivir por encima de Toronto, Auckland o Berlín.

Muchos europeos (británicos, irlandeses, alemanes u holandeses) residen de manera habitual en la isla, esta es también una de las razones por las que Palma se sitúa en los primeros lugares de esos rankings, además por supuesto de sus playas, su alta calidad de vida, el clima y la buena comunicación aérea con el resto de Europa.

Las calas, un paraíso terrenal

Aunque es frecuente que la gente piense que las mejores playas del mundo se encuentran en el Caribe, las playas del archipiélago balear no le van a la zaga. Mallorca tiene algunas de las mejores playas de Europa y es común que cualquier visitante, como fue nuestro caso, alquile un coche y recorra durante las vacaciones las más conocidas. Para realizar el alquiler utilizamos el servicio Key’n’Go de GoldCar, y la verdad que es un lujo no tener que esperar en hacer colas tras bajarse del avión; os lo recomiendo totalmente porque en vacaciones el tiempo y la comodidad son oro.

Disfrutar de unos días en Mallorca, toda una experiencia 2

Sin duda la isla cuenta con maravillosas playas y calas que merece la pena visitar: playa de Formentor, Cala Mondragó, Caló des Moró… pero las tres que más nos cautivaron, por diferentes motivos, fueron la playa d’Es Trenc, la playa de Illetes y la Cala Nova.

De estas tres la más conocida es la playa d’Es Trenc, que en los últimos años se ha popularizado bastante, se encuentra en el municipio de Campos, cerca de la Colonia de Sant Jordi, es de los pocos arenales sin urbanizar que quedan en Mallorca. Como muchas otras playas, dispone de servicios de restauración, acceso para discapacitados y servicios de asistencia, pero aunque la asistencia sea masiva, los usuarios de la playa son bastante respetuosos con el entorno, es una playa limpia, de arena fina y con aguas transparentes. No es una playa muy tranquila, por la gran asistencia, pero sí es una playa en la que se puede disfrutar bastante y dejarse enamorar por su innegable encanto natural.

Disfrutar de unos días en Mallorca, toda una experiencia 3

Cualquiera de las calas y playas de Mallorca merece ser visitada durante una jornada entera e incluso repetir visita, y aunque la playa de Illetes y la Cala Nova por se encuentran a pocos km de distancia, quisimos disfrutarlas relajadamente, ya que no se encontraban muy lejos de nuestro alojamiento.

Cala Nova está situada en el límite entre Palma y Calviá, el puerto acoge la Escola Nacional de Vela y el día que la visitamos vimos como las embarcaciones de paseo entraban y salían de la cala. Es habitual que los afortunados que pueden alquilar o disponen de embarcación, recorran la isla de cala en cala y playa en playa. Cala Nova es una calita de pequeñas dimensiones que no está muy masificada y cuyos usuarios habituales son los residentes de Calviá y Palma, nosotros fuimos por recomendación ya que este tipo de calas tranquilas y de pequeñas dimensiones tienen un encanto especial para nosotros.

Disfrutar de unos días en Mallorca, toda una experiencia 4

Al día siguiente decidimos visitar la playa de Illetes, es una de las playas más concurridas del municipio, por lo que es difícil encontrar aparcamiento en temporada alta, aunque existe la opción de ir en autobús para evitar esta situación. Lo que más sorprende de esta playa es que dispone de aguas prácticamente turquesas y cristalinas y un paisaje envidiable, estamos convencidos que debe ser un placer visitar este rincón en temporada media o baja. Si te gustan los lugares bellos, con de gente con la que relacionarte tomándote unos cocktails en el chiringuito, esta es tu playa sin duda alguna.

Disfrutar de unos días en Mallorca, toda una experiencia 5

Esa misma noche cenamos en restaurante que se encuentra cerca de Illetes, concretamente se encuentra a la orilla de la playa Cas Català y quiero resaltarlo porque es un sitio romántico por antonomasia. Se llama restaurante Bugambilia y ofrece la oportunidad de cenar a solo un paso del mar contemplando el hermoso paisaje, sin duda es una experiencia que vale la pena vivir por un día y más si se disfruta en pareja. He de decir que el precio es un poco caro aunque no excesivo, pero la comida es de buena calidad, por lo que el sobreprecio está acorde con la ubicación única con la que cuenta.

Disfrutar de unos días en Mallorca, toda una experiencia 6

Palma de Mallorca, de las mejores ciudades del mundo

No se equivocan en nada los que dicen que Palma es de las mejores ciudades del mundo para vivir, además de ser la capital de una isla maravillosa, está rodeada de pueblos y municipios con mucho encanto y tanto la amabilidad de sus gentes, como el buen trato de sus comercios y servicios y el buen clima la convierten en una ciudad imprescindible.

Palma es una ciudad que acoge a todo tipo de turistas, desde jóvenes que prefieren la tranquilidad de Palma a la bulliciosa Ibiza, también porque es más económica, hasta familias que desean pasar unos días de descanso como nuestro caso.

Una imagen icónica de Palma de Mallorca es su catedral, la Catedral de Seu, orientada hacia el Parc de la Mar, es majestuosa, y se encuentra muy cerca de la Lonja y el Palacio Real de l’Almudaina, otros monumentos que merece la pena visitar.

Disfrutar de unos días en Mallorca, toda una experiencia 1

Nosotros hicimos la visita al Palacio Real de l’Almudaina, el miércoles es gratuita, y lo que más nos sorprendió fueron los tapices y las pinturas de sus salones y por supuesto sus vistas desde la terraza, el Paseo Marítimo, la Parc de la Mar y el Castillo de Bellver.

Podemos decir sin miedo a equivocarnos que la Plaza Mayor es el centro neurálgico de la capital, también muy cercana a la Catedral, desde ella se puede acceder a varias calles comerciales y a la parte baja de la ciudad, donde encontramos las Ramblas, con sus numerosos puestos de flores.

Aunque nosotros destinamos un par de días a visitar todo lo que ofrece Palma de Mallorca, sin duda es una ciudad que merece una visita mucho más pausada. En esos dos días pudimos contemplar el Gran Hotel, el Paseo Marítimo, el Castillo de Bellver o los museos  Es Baluard y el de Arte Contemporáneo Español de la Fundación March, pero nos quedamos con las ganas de aprovechar más el tiempo.

En prácticamente un día se puede recorrer a pie una ruta que incluya todos estos destinos en la capital, pero conocer la ciudad a fondo merece una larga estancia. Sí podemos, volveremos pronto.

Compartir en Google Plus

Acerca de Juanma

Buscador de sitios con encanto.
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios