Planes para disfrutar del invierno en Vigo

Planes para disfrutar del invierno en Vigo  1

Vigo es famosa por ser una de las ciudades más dinámicas de Galicia, quizá justamente por ser una de las más pobladas, aunque siendo sinceros puede ser cubierta en dos días. La gastronomía local es una de las razones más fuertes por las cuales merece la pena visitar esta ciudad en cualquier época del año, y si tienes amigos en Vigo que te puedan guiar por los rincones secretos donde se cocinan los sabores más típicos de la zona, no dejes pasar la oportunidad de seguir sus recomendaciones.

Empecemos por el Parque de Casterlos. 24 hectáreas de parque natural que contiene en su interior el Pazo de Castrelos y sus jardines históricos, un auditorio y una amplia variedad de rincones donde poder echarse un rato a tomar el sol, a leer o simplemente a disfrutar del buen clima que tiene Vigo en noviembre. Si vas de paso es recomendable que camines un poco alrededor del parque para que tengas la oportunidad de apreciar la flora que se despliega a lo largo y ancho de sus jardines.

Podemos seguir por al Concatedral de Santa María, el edificio religiosos más importante de la ciudad, construido con un estilo neoclásico, aunque sus torres son barrocas. Si eres amante de la arquitectura y de cómo esta define los lugares que conforma, este lugar te va a encantar.

No dejes de ir a la Plaza de la Constitución, la plaza más concurrida e icónica de la ciudad, la misma que alberga el Ayuntamiento y la casa natal del famoso marino y contralmirante Casto Méndez Núñez. La plaza se encuentra ubicada en el casco histórico, al cual puedes llegar utilizando varias rutas de autobús desde distintos puntos de la ciudad.

Otro punto que puedes disfrutar muchísimo, por sus paisajes y su edad es la Fortaleza do Castro, un castillo que data de 1656 durante la guerra contra Portugal. Desde la cima de cada muralla podrás disfrutar de unas vistas envidiables de Vigo y de la ría. Para los locales representa un lugar ideal para hacer deportes o simplemente relajarse, y para ti puede ser la oportunidad de ver Vigo desde lo más alto. Está ubicado en el Paseo Rosalía de Castro, 5, y está abierto al público todos los días hasta las 10 de la noche.

Otros lugares muy interesantes que vale la pena visitar una vez estás en Vigo son las playas del Bao y de Samil (en verano preferiblemente, para que puedas disfrutar de un baño bajo el sol gallego), la Casa Marco Vigo, el Pazo Quiñones de León, el Mercado de la Piedra y el Museo del Mar. Y por supuesto, no dejes de probar los licores gallegos como el Albariño, pues nada como los licores locales para hacerse una idea de las raíces de la ciudad.

Compartir en Google Plus

Acerca de Juanma

Buscador de sitios con encanto.
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios