Este consejo de los noruegos es realmente sorprendente

Este consejo de los noruegos es realmente sorprendente

Algunas formas de cuidar a los niños hacen que las personas de las demás partes del mundo realmente se sientan sorprendidas cuando van de visita y es que los turistas normalmente no comprenden cómo es que las cosas pueden ser tan distintas.

Por ejemplo, en Noruega los padres sugieren que los niños deben estar afuera, incluso cuando las temperaturas están bajo cero.

En Noruega la niñez está muy institucionalizada. Cuando un niño cumple el año de edad, él o ella comienzan a ir a un Barnehage (un “jardín de niños”) que básicamente es una guardería subsidiada por el estado.

Los padres pagan aproximadamente unos €100 por mes y los niños van al Barnehage de 8 AM a 5 PM. Los niños, hasta los más pequeñitos pasan enormes cantidades de tiempo al aire libre, incluso en temperaturas de frío extremo. No es poco común ver niños durante un invierno escandinavo, durmiendo plácidamente en sus cochecitos.

Incluso con los beneficios obvios proporcionados por el gobierno en Noruega, algunos padres se quejan acerca de la falta de creatividad sobre cómo ser padre. En otros países las personas pueden criar a sus hijos de distintas maneras, pero en Noruega todos los niños van al mismo jardín, usan las mismas botas y comen el mismo almuerzo.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carolina Alonso

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios