La importancia de los neumáticos de invierno

La importancia de los neumáticos de invierno 1


Los neumáticos son uno de los elementos más importantes de un vehículo. Se trata del único elemento que pone en contacto el vehículo con el firme, por lo que mantenerlos en un estado óptimo puede salvarnos de algún accidente, algo de lo que hay que concienciar a la población.

Ahora que se aproxima el invierno es importante revisar aún más si cabe el estado de los neumáticos de nuestro vehículo, sobre todo si se tiene a la vista organizar un viaje largo a algún área donde las inclemencias meteorológicas puedan provocar desperfectos en la carretera.

Pongamos como ejemplo que durante el puente de la Constitución, en el que este año puede haber personas que tengan hasta una semana de vacaciones, decidimos irnos a pasar esos días a algún pueblo perdido en la sierra o visitar alguna estación de esquí, que habitualmente en España siempre abren durante la última semana de noviembre.

Si somos de esos afortunados que estamos pensando en pasar unos días fuera disfrutando de la llegada del invierno, es importante revisar el estado de nuestros neumáticos antes de salir, y por supuesto, si no lo hemos hecho ya, cambiar los neumáticos de verano por los de invierno es una opción muy a tener en cuenta.

Neumáticos de invierno Cooper Tires

Los neumáticos de invierno Cooper Tires están fabricados a partir de compuestos de goma que se han creado especialmente para ofrecer un rendimiento superior en carreteras mojadas. En caso de tener que conducir en condiciones de nieve o hielo, estos neumáticos ofrecen la máxima tracción y algunos de estos modelos pueden equiparse con tacos de para nieve de 11 milímetros.

Sea como fuere, la obligación de montar neumáticos de invierno es primordial para cualquier vehículo que vaya a emprender largos trayectos, aunque no circule habitualmente por las regiones más frías, ya que nunca sabemos en qué lugar puede sorprendernos el mal tiempo.

Habitualmente, los neumáticos de invierno se montan durante los meses de octubre y noviembre y se mantienen hasta la llegada de la primavera, que deben sustituirse por neumáticos específicos para verano.

Aunque a algunos les parezca que no hay diferencia, los neumáticos de invierno son infinitamente más seguros en condiciones de riesgo (carretera mojada, heladas, nieve, bajas temperaturas) que lo neumáticos de verano. Por su contra, los neumáticos de verano son más adecuados para otras temporadas del año, pues soportan mejor las altas temperaturas.

Los neumáticos de invierno permiten traccionar, detenerse y girar, arrancar sobre un terreno de poca adherencia o cambiar de carril sin pérdidas en condiciones de temperatura ambiental por debajo de 7ºC, algo que un neumático de verano no te permite.

Sin duda los neumáticos de invierno son una alternativa mucho más cómoda y efectiva que el uso de las rudimentarias cadenas, que pueden resultar útiles si circulamos por carreteras con circunstancias de poca adherencia y no contamos con los neumáticos adecuados, pero cualquiera que las haya puesto en su vehículo sabe la incomodidad que causa colocarlas y más con las manos “congeladas”.

Compartir en Google Plus

Acerca de Juanma

Buscador de sitios con encanto.
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios