Cómo hacer que todos en el crucero te odien

Cómo hacer que todos en el crucero te odien

Viajar en crucero puede ser una experiencia tanto increíble como terrible. Hay cruceros que amarás, otros que te gustarás y otros a los que querrás nunca volver, pero no siempre es culpa del crucero mismo, en muchos casos la culpa se la llevan los pasajeros: hay algunos excelentes, otros buenos y algunos simplemente insoportables. Aquí tienes lo que debes hacer si quieres que todos te odien:

  • Fumar

Por supuesto, no es mi problema lo que haces con tus pulmones, pero sí es de mi incumbencia lo que sucede con los míos, y lo que yo quiero en ellos es el aire fresco del mar en los cruceros. Si bien los fumadores permanecen en las áreas designadas, muchas de las áreas cercanas son imposibles de usar sin terminar con olor a humo.

  • Quedarte con todas las sillas

Una cosa es tirar tu sombrero y tu libro sobre un par de sillas y correr a buscar un café. Pero ir a comerte toda una comida o pasarte una hora en el gimnasio, o volverte a tu camarote a dormir un rato, bueno eso es simplemente muy egoísta. Que no te sorprendan las miradas agresivas cuando regreses.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carolina Alonso

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios