Cuidar el turismo gastronómico

Cuidar el turismo gastronómico 1


En los últimos años en España, el turismo se ha convertido en una de las industrias más potentes del país, a pesar de la crisis económica, la cifra de visitantes al país se supera cada año, esto tiene cierta relación también con la situación inestable que se está viviendo en el los países del Magreb que forman parte del arco mediterráneo (Libia, Egipto Túnez…).

Pero este boom turístico debe ser estudiado con cierta cautela. España, además de ofrecer mayor seguridad jurídica que otros países en el entorno mediterráneo, ofrece otros muchos atractivos que se suman al turismo de sol y playa, como son el turismo de interior, el turismo rural, el turismo cultural y el turismo gastronómico.

En esta ocasión os queremos comentar algunas claves para cuidar el turismo gastronómico.

Elementos fundamentales del turismo gastronómico

En esta forma de turismo, el elemento fundamental es el producto, la oferta gastronómica debe basarse en productos locales de alta calidad, productos que sean señeros de un territorio y que estén además asociados con el resto de elementos integradores e identitarios de ese lugar, como el patrimonio cultural. Pongamos un ejemplo, no es aconsejable vender bocadillos de calamares (típicos de Madrid) en la Costa Brava catalana.

Otro aspecto fundamental es contar con maquinaria y equipamiento de alta calidad, para poder ofrecer a los turistas y los clientes el mejor producto y la mejor elaboración<. Para ello una gran opción es dejarse asesorar por Caterideas, una de las empresas  de suministros para la hostelería más conocidas del territorio y que además es distribuidora oficial de la marca BIT España.

Con buenos productos y un buen equipamiento y maquinaria es mucho más cómodo establecer una relación fluida entre turistas y profesionales del sector. Es importante por supuesto acercar la gastronomía a los turistas y clientes y establecer relaciones de trabajo mutuo entre todos los profesionales que engloba el sector del turismo gastronómico: productores agrícolas y ganaderos, pescadores, instituciones, empresas que provean maquinaria y equipamiento, etc.

Por otra parte, los lugares que presumen de ser enclaves de turismo gastronómico han de trabajar siempre en la innovación y la creación de  nuevos servicios para los clientes, así como fomentar la profesionalidad y las buenas prácticas dentro del sector.

Por último es también muy necesario establecer sinergias entre diferentes formas de turismo, de ese modo, se pueden establecer convenios o colaboraciones con profesionales que participen en el turismo enológico, el turismo de interior, el turismo de aventura o el turismo rural, entre otros muchos.

Compartir en Google Plus

Acerca de Juanma

Buscador de sitios con encanto.
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios