Senderistas molestos por fiestas en los senderos

Senderistas molestos por fiestas en los senderos

Cuando un viajero decidió recorrer el sendero de los Apalaches, él anticipó que se encontraría con la soledad y la vida salvaje, no con una fiesta de fraternidad que dura meses.

Los albergues donde pensé que podría pasar una buena noche de sueño mientras escuchaba los sonidos de la naturaleza estaban repletos de basura, graffiti y gente mucho más interesada en pasar toda la noche de fiesta que en descansar, según el viajero, que terminó todo el sendero el mes pasado en apenas 99 días.

“Yo quería soledad, convivir con la naturaleza. Por supuesto que también me gusta beber y pasarla bien, pero no quería que eso me siguiera hasta un lugar tan remoto como el sendero”.

El viajero se enfrentó a los oficiales para demostrarles un lado desagradable que se ha dado como efecto por el incremento de tráfico en el pase a pie entre Georgia y Maine todos los años: hay más personas que nunca causando problemas.

En el parque estatal Baxter de Main, hogar de la subida final del camino en el Monte Katahdin los oficiales dicen que los senderistas no respetan las reglas al usar drogas y beber alcohol, acampando donde no deben y haciendo pasar mascotas por perros de ayuda.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carolina Alonso

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios