Islas caribeñas (casi) secretas – Parte 2

Islas caribeñas (casi) secretas – Parte 2

¿Te interesa pasar unos días en una isla increíble aislado de la civilización? ¿Prefieres los lugares calmos y faltos de gente a las grandes ciudades llenas de vida y bullicio y movimiento? Entonces sigue esta lista con las mejores islas que han sido preservadas de la contaminación por parte de los turistas.

Carriacou, Granada

Carriacou en realidad es la más grande de todas las Granadinas. Sus 13 millas cuadradas son una mezcla ideal de industrias azucareras y villas humildes de pesca. Sus orígenes son los de una isla de pesca y están entreverados con los de las fábricas más contemporáneas: Todavía se practican hoy en día métodos tradicionales de creación de botes en las playa y sus regatas llaman la atención de los marinos de todas partes del Caribe cada agosto, con concurso de navegación, música en vivo y carreras de burros y cangrejos en tierra. Mientras que el Inglés es el idioma oficial, los locales a menudo hablan en una distintiva mezcla de Francés, un testamento de cuán intactas están las tradiciones indígenas de la isla. Tyrell Bay ve algunos yates en sus puertos en Carricou pero mucho de su espacio verde no está tocado por la vida turística.

Los Roques, Venezuela

Hay un único pueblo en esta colección de islas miniaturas en el Mar del Caribe. Remoto y romántico, Los Roques es más o menos desconocido para los visitantes extranjeros pero sí es frecuentado por venezolanos que saben acerca de sus playas de sus lagunas que no tienen igual en ningún otro lugar. Caminar por Gran Roque, que es volcánico, pescar en las playas y navegar junto a los puertos pueden ser las únicas actividades que tengas, pero serán increíbles. Puedes llevar un peñero (un barco pequeño de pesca) a una de las islas deshabitadas para almorzar donde puedes ver flamencos rosa brillante y ninguna otra persona.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carolina Alonso

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios